Con motivo de celebrar  los 100 Años

de  las apariciones de la

Santísima Virgen de Fátima en Cova de Iría

450px-virgen_de_fatima

25 Rosarios cada mes,  empezando en el mes de  Octubre 2016

y para terminar en el mes de Mayo del 2017 siendo un total de

200  Rosarios por  persona,  te invitamos a realizar  este Ramillete

Espiritual  Por las Intenciones de la Santísima Virgen de Fátima.

.

Imagen de previsualización de YouTube

.

El Santo Rosario 

La Familia que reza unida,

unida permanecerá.

Resultado de imagen para imagenes de la virgen de fatima

.

 

Todos Por la señal de la Santa Cruz…..

Abre, Señor, nuestros labios para que bendigamos Tu santo nombre y el de la Purísima Virgen María;

purifica nuestro corazón de todos los pensamientos malos, vanos e impertinentes;

 ilustra nuestro entendimiento e inflama nuestra voluntad para que digna,

atenta y devotamente recemos el Santo Rosario y merezcamos ser oídos ante el acatamiento de

Tú divina Majestad.  Por Jesucristo Nuestro Señor.  Amén.

.

Acto de Contrición

.

Dios Mío,

me arrepiento de todo corazón de haberte ofendido porque eres infinitamente bueno,

padeciste y moriste por mí clavado en la Cruz.  

Te amo con todo mí corazón y propongo nunca volver a pecar.  Amén.

.

Ofrecimiento 

.

¡Oh! Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo;

yo te adoro profundamente y te ofrezco el preciosísimo cuerpo,

sangre, alma y divinidad de Nuestro Señor Jesucristo,

presente en todos los tabernáculos del mundo,

en reparación de todos los ultrajes,

sacrilegios e indiferencias con que Él mismo es ofendido;

y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón de María,

te pedimos la conversión de nosotros pecadores.

.

 

Dios mío,  yo creo, adoro, espero y te amo.

Te pido perdón por los que no creen, no adoran,

no esperan y no te aman. (Tres-veces)

.
                                         

¡Oh  Jesús ¡   Es por tu amor,

por la conversión de nosotros pecadores y en reparación de los pecados cometidos,

contra el Inmaculado Corazón de María.

.

 

Ofrecemos este Santo Rosario,   

.

 

Por el Papa, por los sacerdotes, religiosos, misioneros,

por los enfermos especialmente los más graves,

por los que van a morir en  este día,

por las benditas animas del purgatorio,

por los jóvenes, los niños, para que haya paz en el mundo,

por la conversión de los pecadores, por México para que tenga un gobierno justo,

por nuestra comunidad, por las necesidades de todos los aquí presentes.

Por la unión de las Familias.

Por la inocencia de los niños.

.

 

Jaculatorias:

María,  Madre de Gracia, Madre de Misericordia.

En la vida y en la muerte, ampáranos gran Señora.

.

¡Oh Jesús mío perdona nuestros pecados,

líbranos del fuego del infierno,

lleva al cielo a todas las almas,

socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén.

.

.

MISTERIOS GOZOSOS

.

1º. LA ENCARNACIÓN DEL HIJO DE DIOS

.

             

«Y el ángel  le dijo: No temas, María,

porque has hallado gracia delante de Dios:

concebirás en tu seno y darás a luz un hijo,

y le pondrás por nombre Jesús. Dijo entonces María:

He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu palabra»

.

 

2º. LA VISITACIÓN DE NUESTRA SEÑORA A SU PRIMA SANTA ISABEL

.

 

«Y en cuanto oyó Isabel el saludo de María,

el niño saltó de gozo en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo;

y exclamando en voz alta, dijo:

¡Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!

¿De dónde a mí tanto bien, que venga la madre de mi Señor a visitarme?».

.

.

3º. EL NACIMIENTO DEL HIJO DE DIOS EN     BELÉN.

.

«Y sucedió que, estando en Belén, le llegó a María la hora del parto,

y dio a luz a su Hijo primogénito;

lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre,

porque no había lugar para ellos en la posada»

4º. LA PRESENTACIÓN DEL NIÑO JESÚS EN EL TEMPLO

.

.

«Y cumplidos los días de purificación, llevaron a Jesús

a Jerusalén  para presentarlo al Señor,

y para presentar como ofrenda un par de tórtolas

o dos pichones, según lo mandado en la Ley del Señor»

.

3º. EL NACIMIENTO DEL HIJO DE DIOS EN     BELÉN.

.

«Y cumplidos los días de la purificación,

llevaron a Jesús  a  Jerusalén  para  presentarlo al  Señor,

 y para  presentar como ofrenda  un par de   tórtolas o dos pichones,

según lo mandado en la Ley del Señor».

.

 

5º. JESÚS PERDIDO Y HALLADO EN EL TEMPLO.

.

«Cuando tuvo doce años, subieron a la fiesta,

como era costumbre. Pasados aquellos días, al regresar,

el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo advirtiesen sus padres,

y ocurrió que, al cabo de tres días, lo encontraron en el Templo,

sentado en medio de los doctores, escuchándoles y preguntándoles».         

.

.

MISTERIOS DOLOROSOS

.

1º. JESÚS ORA EN EL HUERTO

.

«Jesús, puesto de rodillas, oraba diciendo:

Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz;

pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.

Y entrando en agonía oraba con más intensidad.

Y le vino un sudor como de gotas de sangre que caían hasta el suelo»

.

2º. JESÚS ES FLAGELADO

.

«Pilato se dirigió de nuevo a los judíos y les dijo:

Yo no encuentro en El ninguna culpa.

Hay entre vosotros la costumbre de que os suelte uno por la Pascua,

¿queréis, pues, que os suelte al Rey de los Judios  Jesús?

y mandó que lo azotaran».

.

.

3º. JESÚS CORONADO DE ESPINAS

.

«Los soldados del procurador llevaron a Jesús al pretorio

y reunieron en torno a El a toda la cohorte. Le desnudaron,

le pusieron una túnica roja y trenzaron una corona de espinas,

se la pusieron en la cabeza, y en su mano derecha una caña;

se arrodillaban ante El y se burlaban diciendo: Salve, Rey de los judíos».

.

4º. JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS 

.

 

«Pilato entonces se lo entregó, para que fuera crucificado.

Tomaron, pues, a Jesús,

y El con la cruz a cuestas salió hacia el lugar llamado de la Calavera, en hebreo Gólgota».

.

5º. JESÚS MUERE EN LA CRUZ   

.

    <Le crucificaron, y con Él a dos,    

uno a cada lado y en el centro Jesús.

Estaban junto a la cruz de Jesús su madre

y la hermana de su madre, María de Cleofás,

y María Magdalena; Jesús, viendo a su Madre, dijo:

Mujer, he ahí a tu hijo.

Después dice al discípulo:

He ahí a tu madre.

E inclinando la cabeza entregó el espíritu».

.

MISTERIOS GLORIOSOS

.

 

1º. LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

.

 

«Y he aquí que se produjo un gran terremoto,

pues un ángel del Señor descendió del Cielo y, acercándose,

removió la piedra y se sentó sobre ella.

Llenos de miedo, los guardias se aterrorizaron y se quedaron como muertos.

El ángel tomó la palabra y dijo a las mujeres:

No temáis vosotras; ya sé que buscáis a Jesús, el crucificado.

No está aquí, porque ha resucitado, como había dicho».

.

2º. LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

.

«Los sacó hasta cerca de Betania y levantando sus manos los bendijo.

Y sucedió que, mientras los bendecía, se alejó de ellos y se elevaba al Cielo.

Y ellos le adoraron y regresaron a Jerusalén con gran gozo».

.

3º. LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO

.

«Al cumplirse el día de Pentecostés estaban los

discípulos juntos en un lugar

y se produjo de repente un ruido venido del Cielo,

como de un viento impetuoso,

que llenó toda la casa donde  se encontraban.

Aparecieron unas lenguas de fuego,

que se posaron sobre cada uno de ellos,

quedando todos llenos del Espíritu Santo;

y comenzaron a hablar en lenguas extranjeras

según el Espíritu Santo les inspiraba».

.

4º. LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

.

 

«Quién es ésta que sube del desierto,

apoyada sobre su Amado,  

como columna de humo aromático,

 como aroma de incienso y mirra?».

.

5º. LA CORONACIÓN DE MARÍA  SANTÍSIMA

.

 

«En ese momento se abrió en el cielo el Santuario de Dios

dentro del Santuario uno podía ver el Arca de la Alianza de Dios».

«Apareció en el Cielo una mujer vestida de sol, la luna bajo sus pies

y una corona de doce estrellas sobre su cabeza».

.

MISTERIOS LUMINOSOS

.

 

1º.El Bautismo de Jesús en el Jordán

.

«Apenas se bautizó el Señor se abrió el cielo,

y el Espíritu se posó sobre él.

Y se oyó la voz del Padre, que decía:

Este es mi Hijo, el amado,

mi predilecto. Escuchadle»

.

2º. Jesús y María presentes

en las bodas de Caná

.

«En aquel tiempo había una boda en Caná de Galilea

y la madre de Jesús estaba allí;

Jesús y sus discípulos

estaban también invitados a la boda.

Faltó el vino…

y la madre de Jesús les dijo:

   Hagan lo que él diga»

.

 

 

3º  El anuncio del Reino de Dios

.

y la llamada a la conversión.

«En aquel tiempo, Jesús decía:

 Se ha cumplido el plazo

está cerca el Reino de Dios:

Convertíos y creed en la Buena Noticia.».

.

4º  La transfiguración del Señor

.

«En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro,

a Santiago y a su hermano Juan

y se los llevó aparte a una montaña alta.

Se transfiguró delante de ellos

y su rostro resplandecía como el sol

y sus vestidos se volvieron blancos como la luz»

.

5º        La institución de la Eucaristía

.

«Mientras comían, Jesús tomó un pan,

pronunció la bendición,

lo partió y se lo dio, diciendo:

Tomad, esto es mi cuerpo.

Cogiendo una copa, pronunció la acción de gracias,

se la dio y todos bebieron. Y les dijo:

Esta es mi sangre, sangre de la alianza,

derramada por vosotros.

.

.

Al terminar los cinco misterios

.

V. Oh Soberano Santuario, Sagrario del Verbo Eterno.

R. Ábrenos  Virgen el Cielo con una muerte dichosa,

 y danos pureza de alma,

Tú que  eres tan poderosa.

.

Padre Nuestro .

Dios te salve,  María Santísima, Hija de Dios Padre,

Virgen Purísima   antes del parto,

en tus manos ponemos nuestra Fe 

para que la ilumines, llena eres de gracia….

.

Dios te salve, María  Santísima,  Madre de Dios Hijo,

Virgen Purísima, en el Parto,

en tus manos ponemos  nuestra esperanza

para que la alientes, llena eres de gracia…

.

.

Dios te salve,  María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo,

Virgen purísima  después del parto,

en tus manos encomendamos nuestra  caridad   

para que la inflames en el fuego del divino amor, llena eres de gracia…

.

Dios te Salve, María Santísima, templo, trono y sagrario de la Beatísima Trinidad,

Virgen concebida sin pecado original, haz que nos salvemos y con pureza de alma digamos:

.

Dios te salve,  Reina y Madre, Madre de misericordia;

vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve, a ti clamamos los desterrados,

hijos de Eva, a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lagrimas,

 ¡Ea!,  pues,  Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos.

  Y después de este destierro muéstranos a Jesús,

Fruto bendito de tu vientre.

 ¡Oh clemente!,  ¡Oh piadosa!, ¡Oh, Dulce siempre Virgen María!.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios,  

 para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias

 y promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

.

Oración

Por estos Misterios santos, de que hemos hecho recuerdo,

te pedimos ¡oh María! de la Fe santa el aumento;

la exaltación de la Iglesia; del Papa el mejor acierto;

de la Nación Mexicana,  la unión y el feliz gobierno.

Que el gentil conozca a Dios,  el hereje vea sus yerros,

 Que todos   los pecadores tengamos arrepentimiento.   

Que los cautivos cristianos sean libres del cautiverio.   

Goce puerto el navegante   y de salud  a los enfermos.   

Que en el purgatorio logren las ánimas refrigerio.  

 Y que este santo ejercicio tenga aumento tan completo en toda la cristiandad,

 que alcancemos por su medio, el  ir a alabar a Dios,

y gozar de su compañía en el cielo,  por toda la eternidad.  Amén.          

.

.

LETANÍAS DE LA VIRGEN

.

Señor, ten piedad de nosotros
Cristo,  ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad. De nosotros
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre Celestial,     Ten piedad de nosotros                                   

Dios, Hijo Redentor del mundo,

Dios  Espíritu Santo,                                                    
Santísima Trinidad, un solo Dios,   

.

Santa María,                Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Jesucristo
Madre de la Iglesia, 
Madre de la divina gracia, 
Madre Purísima             
Madre castísima, 
Madre siempre virgen,

.

Madre inmaculada, 
Madre amable, 
Madre admirable, 

Madre del buen consejo, 
Madre del Creador, 
Madre del Salvador, 
Madre de misericordia, 

Virgen prudentísima
Virgen digna de veneración, 
Virgen digna de alabanza,

 Virgen poderosa, 
Virgen clemente, 
Virgen fiel, 
Espejo de justicia, 
Trono de  la sabiduría

Causa de nuestra alegría, 
Vaso espiritual, 
Vaso digno de honor, 
Vaso de insigne devoción, 
Rosa mística, 
Torre de David, 

Torre de marfil, 
Casa de oro, 

Arca de la Alianza, 
Puerta del cielo, 
Estrella de la mañana, 

Salud de los enfermos, 
Refugio de los pecadores, 
Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos, 
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas, 
Reina de los Profetas, 
Reina de los Apóstoles, 
Reina de los Mártires, 
Reina de los Confesores, 
Reina de las Vírgenes, 
Reina de todos los Santos, 
Reina concebida sin pecado original, 
Reina asunta a los Cielos, 
Reina del Santísimo Rosario, 
Reina de la familia, 

Reina de México
Reina de la paz.

 .                           

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
-Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
Óyenos,  Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
-Ten piedad  y misericordia de nosotros.

.

 

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios,

no desprecies las oraciones  que te hacemos

en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros,

¡oh Virgen gloriosa y bendita.!    

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

para que seamos dignos de alcanzar las  divinas gracias

y promesas de nuestro Señor Jesucristo  Amén.                                                      

.

Oración

.

 

Oh Dios, cuyo Unigénito Hijo, con su vida, muerte y resurrección,

nos alcanzó la recompensa de la vida eterna;

concédenos a los que meditamos  los misterios del Santo Rosario de la Bienaventurada Virgen María,

imitar lo que nos enseñan y alcanzar  lo que  prometen. Por Cristo Nuestro Señor.  Amén.

Por las intenciones del  Santo Padre, el Papa                                                 

 Padre nuestro,   Ave María,   Gloria.

 .

Por las benditas animas del Purgatorio.

Padre nuestro,   Ave María,   Gloria.

 

.

 

Dales, Señor, el descanso eterno

Y luzca para ellos la luz perpetua

Descansen en paz

Así sea.

.

.

Contigo vamos Virgen pura

Y en tu poder vamos confiados

Pues yendo de ti amparados

Nuestras almas volverán seguras.

Dulce Madre, no te alejes

Tu vista de nosotros no apartes 

Ven con nosotros a todas partes

Y nunca solos nos dejes

.

Ya que nos proteges  tanto

Como verdadera Madre

Haz que nos bendiga

El Padre, El Hijos y El Espíritu  Santo 

.

 

Reina del Santísimo Rosario

Ruega por nosotros

.
Viva la gracia

Muera el pecado.

.

La familia que reza unida

Unida permanecerá,

.

Es un mundo de paz.

Avemaría purísima

En gracia de Dios concebida.

.

ORACIÓN DEL SANTO SUDARIO

.

 

Señor Dios que nos dejaste las señales de tu Pasión en la sábana santa,

en la cual fue envuelto tu cuerpo santísimo cuando por

José fuiste bajado de la cruz:

concédenos, piadosísimo Señor, que por tu muerte

y sepultura seamos llevados a la gloria de la resurrección,

donde vives y reinas con Dios Padre

en unidad del Espíritu Santo Dios por todos los siglos.

.

.

Cántico de María.                                                                
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

.

l hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de su misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

.

.

Cuando la luz del sol es ya poniente

Cuando la luz del sol es ya poniente,
gracias, Señor, es nuestra melodía;
recibe, como ofrenda, amablemente,
nuestro dolor, trabajo y alegría.

Si poco fue el amor en nuestro empeño
de darle vida al día que fenece,
convierta en realidad lo que fue un sueño
tu gran amor que todo lo engrandece.

.

Tu cruz, Señor, redime nuestra suerte
de pecadora en justa, e ilumina
la senda de la vida y de la muerte
del hombre que en la fe lucha y camina.

Jesús, Hijo del Padre, cuando avanza
la noche oscura sobre nuestro día,
concédenos la paz y la esperanza
de esperar cada noche tu gran día. Amén.

Sálvanos, Señor, despiertos, protégenos mientras dormimos,

para que velemos con Cristo y descansemos en paz. Aleluya.

.

.

Oración a san José

.

 

A Ti, bienaventurado San José

acudimos en nuestra tribulación,

y después de implorar el auxilio de tu Santísima Esposa,

solicitamos también confiadamente tu patrocinio.

Por aquella caridad que con la Inmaculada Virgen María,

Madre de Dios, te tuvo unido y por el paterno amor con que abrazaste al Niño Jesús,

humildemente te suplicamos que vuelvas

 benigno los ojos a la herencia que con su sangre adquirió Jesucristo,

y con tu poder y auxilio socorras nuestras necesidades.

Protege, oh providentísimo custodio de la divina familia,

la escogida descendencia de Jesucristo;

aparta de nosotros toda mancha de error y de corrupción;

asístenos propicio desde el Cielo, fortísimo libertador nuestro,

en esta lucha con el poder de las tinieblas;

y como en otro tiempo libraste al Niño Jesús del inminente peligro de la vida,

así ahora defiende a la Iglesia Santa de Dios de las asechanzas de sus enemigos y

de toda adversidad, y a cada uno de nosotros protégenos con perpetuo patrocinio,

para que, a ejemplo tuyo y sostenidos por tu auxilio,

podamos santamente vivir, piadosamente morir

y alcanzar en los cielos la eterna bienaventuranza. Amén.

.

.

 

Oración a san Miguel Aarcángel  

«San Miguel Árcangel 

defiéndenos en la batalla

Sé nuestro amparo

contra la perversidad y asechanzas

del demonio.

Reprimale Dios, pedimos suplicantes,

Y Tú Príncipe de la Milicia Celestial,

arroja al infierno con el divino poder

a Satanás y a los otros espíritus malignos

que andan dispersos por el mundo

para la perdición de las almas.

Amén.

.

Imagen de previsualización de YouTube