espiritu-santo_noticia

¡Oh amadísimo Espíritu Santo a Ti acudimos

en la profunda angustia que nos oprime,

seguros de que nos escucharás benigno,

 librándonos de tantos males!

.

¡Ven, divino Manantial,

a derramar en  México la Paz tan deseada!

.

Tú, que eres el alma del catolicismo,

El que difundes la caridad,

El Sol de las inteligencias

y el Fuego divino que abrasas los corazones,

¡sálvanos! Mira los sacrilegios cometidos

en esta pobre Nación y perdona a los culpables.

Cierto es que merecemos el castigo de la Justicia de Dios,

pero también lo es que tenemos una Madre Inmaculada

en el Tepeyac, que es tu Esposa,

y que te tenemos a Ti,

¡Oh Espíritu Consolador,

para salvar a México, tan combatido

por los enemigos de nuestras almas.

.

Envía tu soplo vivificador que renueve

la faz de nuestra Nación querida y que la purifique.

¡Quién como Tú, Divino Espíritu para triunfar hasta

del mismo infierno, si eres el fuego consumidor

de todo pecado,  la pureza por esencia,

el lazo de fraternidad que tanto anhelamos,

la verdad infalible, el Amor!

¡Oh,  sí, el Amor divino que todo lo une,

que todo lo reconcilia y purifica!

.

¡Sálvanos que perecemos!  ¡Salva a tu Iglesia,

calma las tempestades, ilumina a los Gobernantes,

y conserva la fe en esta Patria de María de Guadalupe! Amén.

.

¡San Miguel Arcángel, que en tantas

ocasiones has sido enviado al mundo contra

Lucifer y sus secuaces, Líbranos del maligno

espíritu,  y que la religión triunfe de sus enemigos

que ciegos la persiguen!

Amén.

 

Fuente: P.Félix de Jesús Rougier MES.