CORONILLA DE LAS DOCE ESTRELLAS

 

Hazme digno de alabarte, ¡Virgen Santa! Dame fuerza contra tus enemigos.

 

Corona de Gloria

 

Padre nuestro. Dios te salve, María.

1. Bienaventurada eres, ¡Virgen María!,

que llevaste en tu seno al Señor

y Creador del mundo;

engendraste al que te formó,

quedándote siempre Virgen.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

2. ¡Virgen Santa e Inmaculada,

no sé con cuáles alabanzas

honrarte dignamente,

porque llevaste en tu seno

al que ni los cielos pueden contener.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

3. Toda bella eres, ¡Virgen María!,

y en Ti no hay ninguna mancha.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

4. Hay más virtudes en Ti, ¡Virgen Santa!,

que estrellas en el cielo.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Gloria al Padre.

 

 

Corona de poder

 

Padre nuestro. Dios te salve, María.

5. Gloria a Ti, ¡Reina del universo!

Llévanos contigo a los gozos del Cielo.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

6. Gloria a Ti,

¡Tesorera de las gracias del Señor!

Haznos participantes de tu tesoro.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

7. Gloria a Ti,

¡Medianera entre Dios y el hombre!

Vuélvenos favorable al Todopoderoso.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

8. Gloria a Ti,

¡Triunfadora de las herejías

y de los demonios!

Sé nuestra piadosa guía.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Gloria al Padre.

 

Corona de Bondad

 

Padre nuestro. Dios te salve, María.

9. Gloria a Ti,

¡Refugio de los pecadores!

Intercede por nosotros ante el Señor.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

10. Gloria a Ti,

¡Madre de los huérfanos!

Vuélvenos favorable

al Padre Todopoderoso.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

11. Gloria a Ti,

¡Alegría de los justos!

Llévanos contigo a los gozos de los cielos.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Dios te salve, María.

 

12. Gloria a Ti,

¡Auxiliadora siempre presente,

en la vida y en la muerte!

Llévanos contigo al reino de los cielos.

¡Alégrate, Virgen María!

¡Alégrate, mil veces! Gloria al Padre.

 

Oración

 

Te saludo, María, Hija de Dios Padre;

te saludo, María, Madre de Dios Hijo;

te saludo, María, Esposa del Espíritu Santo;

te saludo, María,

Templo de toda la Santísima Trinidad.

 

Te saludo, María, Señora mía, riqueza mía,

rosa mía, Reina de mi corazón;

Madre, vida, dulzura,

y esperanza mía queridísima,

más todavía: mi corazón y mi alma.

Soy todo tuyo, y todas mis cosas son tuyas,

¡Virgen bendita sobre todas las cosas!

 

Esté, pues, en mí tu alma

para que ella proclame la grandeza del Señor;

esté en mí tu espíritu

para que se alegre en Dios.

¡Virgen fiel!,

ponte como un sello sobre mi corazón,

para que en Ti y por Ti

se me encuentre fiel a Dios.

 

Concédeme, ¡Madre bondadosa!,

que yo sea incluido

en el número de aquellos, a los que Tú

amas, instruyes, diriges,

alimentas y proteges como a hijos.

 

Haz que, despreciando, por amor a Ti,

todas las consolaciones terrenas,

yo me adhiera siempre a las celestiales,

hasta que, por obra del Espíritu Santo,

tu fidelísimo Esposo,

y por Ti, fidelísima Esposa suya,

se forme en mí Jesucristo, Hijo tuyo,

a gloria del Padre. Amén.



Tratado de la Verdadera Devoción a la Virgen María

de San Luis María Grignion de Monfort