Oraciones de Concepción Cabrera de Armida

16 enero, 2017

Oración de los amigos

.

Resultado de imagen para imagen del espiritu santo

.

Señor, haz que yo comparta la vida con mis amigos.
Que yo les dé lo mejor de mí,

que los acepte y los ame,

con las riquezas y limitaciones que tienen.
Que yo crezca con ellos,

con lo que tienen de bueno,

y con ellos cargue el peso de sus faltas,

animándolos a mejorar con mi fraternidad.
Señor, que yo sea todo para cada uno de ellos,

que a todos les brinde mi simpatía,

mi solidaridad, mi tiempo, mis atenciones.
Que ellos siempre encuentren en mí al verdadero amigo,

pues no quiero dar otra cosa a nos ser: TU.

.
Señor, que siempre estés con nosotros,

y así siempre seremos verdaderamente amigos.

.

.

¡Oh Espíritu Santo amadísimo!

¡Oh Espíritu Santo amadísimo! Proyecta sobre mí tu sombra

 envía un rayo de luz a mi inteligencia

y una chispa de tu fuego celestial a mi corazón

para conocerte y conocerme;

para amarte y aceptarme;

para que nada sea más importante en mi vida de Tú.

.

Concepción Cabrera de Armida.

.

.

Consagración al Espíritu Santo

.

 

Resultado de imagen para imagen del espiritu santo

.

¡Oh Espíritu Santo, Fuente perenne de todas las gracias!

Iluminado por la fe,

creo firmemente que eres la Tercera Persona de la Santísima Trinidad,

verdadero Dios, que procedes, como de un solo principio, del Padre y del Hijo.

Creo también que, conforme a los ardientes deseos de nuestro Salvador,

has recibido la misión de proteger y santificar la vida del pueblo de Dios.

Atraído por estas verdades y deseando participar de tu infinita vida y fecundidad,

me postro ante Ti, para consagrarme especialmente hoy y siempre a Ti.

Quiero vivir bajo tu sombra y que establezcas en mí tu morada sin separarte jamás de mí.

¡Oh Espíritu Consolador!

Sé desde hoy mi guía y mi luz; mi fortaleza y mi consuelo para que, vivificado por Ti,

rechace todo aquello que atenta contra la vida y abrace la cruz de Jesús;

que ella sea nuestra gloria y salvación. Amén.

.

Concepción Cabrera de Armida.

.

.

.

Resultado de imagen para imagen del espiritu santo

Súplica al Espíritu Santo

.

Oh, Espíritu Santo, fuente de luz y amor,

dame la caridad que todo lo ilumina,

lo transforma y diviniza;

dame ese fuego que enardece el corazón

y hace capaz de entregar en favor de mis hermanos.

.


Oración íntima al Espíritu Santo

.

Espíritu Santo, te consagro mi cuerpo con sus sentidos y te suplico que me hagas emplearlos siempre en el bien.
Espíritu Santo, te consagro mis ojos para que miren sólo a Jesús y a María en todas las cosas.
Espíritu Santo, te consagro mis oídos para que solamente estén atentos a tus inspiraciones.
Espíritu Santo, te consagro mi interior para que sea un templo vivo de pureza en el que descanse el corazón de Jesús.
Espíritu Santo, te consagro mi memoria para que únicamente recuerde las palabras y las actitudes que nos enseñó Jesús.
Espíritu Santo, te consagro mi entendimiento para que reconozca siempre los inmensos beneficios que me das.
Espíritu Santo, te consagro generosamente mi voluntad, que de hoy en adelante quiero que sea siempre tuya. Quiero morir a mi egoísmo y te pido que me consuma el fuego de tu caridad.
Espíritu Santo, te consagro mis sufrimientos para que, olvidado de mí, sepa entregarme a mis hermanos más necesitados.
Espíritu Santo, te consagro mi corazón con todos sus afectos para que, enamorado únicamente de tu amor, halle siempre en ti la Paz, la Fuerza, la Luz y tus dones y frutos y así te ame más cada día y haga que Tú seas amado por mis hermanos y hermanas.
Amén.

.

Concepción Cabrera de Armida

.

.

Adoración profunda

.

.

Me postro, Señor,

humildemente para rendirte el tributo de adoración

que puedo hacer a tu Majestad soberana;

y me abismo reconociendo mi propia nada,

y sobre eso, mis muchos pecados.
¿Cómo atreverme, Dios mío, a pensar en Ti, a hablarte,

si están patentes a tus purísimos ojos de todo mi pasado,

mi presente y hasta mi porvenir?
Con todo, Señor, me anima

a estar en tu presencia divina

la necesidad que experimenta mi corazón de acudir a Ti,

y además, tu misericordia sin límites para con todos los pecadores

y el amor y la confianza que como hijo te guarda mi corazón.

.

 Concepción Cabrera de Armida.

.

Oh Espíritu Divino! 
¿Cuándo será que el hombre no se busque a sí?
¿Cuándo volará no sólo a Ti, sino más aun en Ti?
¿Cuándo dejará la tierra en la tierra?
Danos estas gracias. Danos ese verdadero Temor de Dios,

el cual, por puro amor y no por miedo,

se lanza a evitar el pecado y el vil interés,

en alas de la más pura caridad. 

Amén.

.

Concepción Cabrera de Armida.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *