LAS APARICIONES DE FÁTIMA

5 mayo, 2011

Las Apariciones del Ángel

El  13  de Mayo  de  1917  la Virgen María se apareció a tres pastorcitos en Cova de Iría, Fátima (Portugal)  y les dijo:  “Rezad  por  los  pecadores,  haced  sacrificios,  y  empezad a tener una  conducta mucho mejor”.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

APARICIÓN  DEL  ANGEL

En 1916

Por tres veces un Ángel vino a invitar a los pastorcitos,  Lucía,  Francisco y Jacínta, para la oración,  sacrificio y desagravio,  en preparación para las visitas de Nuestra Señora.

SOY  EL  ÁNGEL  DE  LA  PAZ

1.  Me parece que debía ser en la primavera de 1916 cuando el Ángel se nos apareció por primera vez en nuestra Loca do Cabeco (nombre original del lugar).

 

Sólo habíamos jugado unos momentos cuando un viento fuerte sacude los árboles y nos hace levantar la vista para ver qué pasaba,  pues el día estaba sereno.  Entonces vimos que sobre el olivar se encaminaba hacia nosotros un joven de unos catorce o quince años de una gran belleza,  más blanco que la nieve y a quien el sol hacía transparente como si fuera de cristal.  Al llegar junto a nosotros nos dijo:

–No temáis,  soy  el Ángel de la Paz.  Orad conmigo.

Y arrodillándose en tierra,  inclinó la frente hasta el suelo y nos hizo repetir por tres veces estas palabras:

<<Dios  mío,  yo  creo,  adoro,  espero  y  te  amo.  Te pido

perdón por los que no creen,  no adoran,  no esperan y no te aman>>

Después,  levantándose  dijo:

-Orad así.  Los Corazones de Jesús y de María están

atentos a la voz de vuestras súplicas.

Y desapareció.  El ambiente sobrenatural que nos rodeaba era tan intenso,  que casi no nos dimos cuenta de nuestra propia existencia durante mucho tiempo y permanecimos en esta posición en que nos había dejado repitiendo siempre la misma oración.

 

Sus palabras se grabaron de tal manera en nuestra mente que jamás las olvidamos.  Y desde entonces pasábamos largo tiempo así postrados,  repitiendolas,  a  veces,  hasta caer rendidos.

 

El mundo estaba en guerra.  El Ángel de la Paz viene a pedir las oraciones  de los pastorcitos por la paz y les enseña una súplica;  la primera parte son actos de fe,  esperanza  y  caridad,  y  la  segunda  actos de reparación a Dios y de  súplica por los pecadores.

SOY    EL ÁNGEL DE  PORTUGAL

2. La segunda aparición del Ángel no fue en el mismo sitio de la primera vez,  fue junto al pozo de la casa  de Lucía.

 

Pasado bastante tiempo,  un día de verano… jugábamos encima de un pozo que tenían mis padres en el huerto y al que llamábamos Arnerio.

De repente vemos junto a nosotros la misma figura del Ángel:

 

Que hacéis?  Orad, mucho.  Los Corazones de

Jesús y de María tienen sobre vosotros designios de

misericordia.  Ofreced constantemente al Altísimo

oraciones y sacrificios.

 

Cómo  nos  podremos  sacrificar? — pregunté.

-De todo lo que podáis ofreced a Dios un sacrificio de

reparación por los pecados con que Él es ofendido y de súplica

por la conversión de los pecadores.  Atraed así la paz  sobre vuestra patria.

Soy su Ángel Custodio,  el Ángel de Portugal.  Sobre todo aceptad y soportad

con sumisión el sufrimiento que el Señor os envíe.

Estas palabras del  Ángel se grabaron en nuestro espíritu como una luz que nos hacía comprender quién era Dios,  cómo nos amaba y quería ser amado;  el valor del sacrificio y cómo le era agradable;  y cómo por atención a él,  convertía a los pecadores.  En consecuencia,  desde ese momento,  empezamos a ofrecer al Señor todo lo que nos mortificaba.

 

El Ángel Custodio de Portugal pide a los pastorcitos oraciones y sacrificios para que alcancen  la  paz para  su  nación,  por  cuyo  bien  tanto  Él  se  interesaba.

 

CONSOLAD A VUESTRO DIOS

3.  Meses después aparece nuevamente el enviado celestial con un sublime mensaje más,  en Loca do Cabeco,  local de la primera aparición.

 

La tercera aparición pienso que debió ser en Octubre o a finales de septiembre…

En cuanto llegamos allí,  de rodillas con el rostro en tierra,  comenzamos a repetir la oración del Ángel:  <<Dios mío,  yo  creo,  adoro,  espero  y  te amo.  Te pido perdón por los que no creen,  no adoran,  no esperan y no te aman>>.  No sé cuántas veces habíamos repetido esta oración,  cuando advertimos que sobre nosotros brillaba una luz desconocida.   Nos incorporamos para ver lo que pasaba y vemos al Ángel teniendo en la mano izquierda un Cáliz sobre el cual está suspendida una hostia de la cual caen algunas gotas de sangre dentro del Cáliz.  El Ángel deja suspendido el Cáliz en el aire,  se arrodilla con nosotros y nos hace repetir tres veces:

Santísima Trinidad,  Padre,  Hijo,  Espíritu Santo,  te adoro  profundamente  y  te  ofrezco  el  Preciosísimo  Cuerpo,  Sangre,  Alma y Divinidad  de  Jesucristo,  presente en todos los sagrarios de la Tierra,  en reparación de los ultrajes,  sacrilegios e indiferencias con que El mismo es ofendido.  Y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón y del Corazón Inmaculado de María te pido la conversión de los pobres pecadores.

 

Después se levanta, toma en sus manos el Cáliz y la Hostia;  me da la Sagrada Hostia a mí,  y la Sangre del Cáliz la divide entre Jacinta y Francisco diciendo al mismo tiempo:

Tomad y bebed el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo horriblemente ultrajado por los hombres ingratos.  Reparad sus crímenes y consolad a vuestro Dios.

 

Postrándose de nuevo en tierra repitió con nosotros otras tres veces la misma oración:  >>Santísima Trinidad… etcétera>> ,  y  desapareció.

 

Llevados por la fuerza de lo sobrenatural que nos envolvía,  imitábamos al Ángel en todo,  nos postrábamos como él y como él repetíamos la oración que nos enseñó.  La fuerza de la presencia Dios era tan intensa que nos absorbía y aniquilaba casi por completo.  Parecía como si nos hubiera quitado por un largo espacio de tiempo el uso de nuestros sentidos corporales.

 

Lucía declaró muchas veces:  <<pienso que la comunión fue real,  porque sentí el contacto de la Hostia,  como en las comuniones ordinarias>>

 

El Ángel trae a los pastorcitos la Sagrada Eucaristía,  les enseña a hacer la Comunión Reparadora y repite con ellos seis veces un lindísimo acto de desagravio,  profundamente teológico.

 

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Fuente:  Narración de la Vidente Lucía



 

 

 

Tags:

One Response to LAS APARICIONES DE FÁTIMA

  1. Maria Emilia Aguirre Mejia on 13 mayo, 2015 at 11:02

    Gracias por compartir éstas revelaciones…. el mayor acontecimiento del siglo xx la aparición de la Virgen Maria en cova
    de iría..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *