LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

.

Inicia con el ofertorio,  que es el momento donde se presentan pan, vino, algunas veces algún signo de comunión con los más necesitados,  pero también ofrecemos nuestras propias vidas y personas.

.

Oración sobre las ofrendas:  es una  oración de comunión y de amor mutuo.

.

Empieza el  centro culmen de toda la celebración:  todos los fieles se unen con Cristo en el reconocimiento de las grandezas de Dios y en la ofrenda del sacrificio.  Consta de las siguientes partes:

.

  • Acción de gracias (sobre todo en el prefacio)

  • Epíclesis (invocación al Espíritu Santo)

  • Consagración

  • Anammesis (memorial)

  • Oblación 

  • Intercesiones

  • Doxología final (con el «Amén» del pueblo).

.

El Prefacio de la Eucaristía que es alabanza al Señor y acción de gracias.  «Es nuestro deber y salvación darte gracias y glorificarte. Habla de las maravillas del Señor y a veces hace remembranza de acciones concretas de la Historia de la Salvación.  Termina con el Santo , que es el canto de alabanza recogido de los labios entusiastas de los israelitas en Jerusalén.

.

Plegaria eucarística.   Existen cuatro plegarias eucarísticas de manera universal.  Hay otras adaptadas a las necesidades aprobadas por los obispos.  Generalmente los domingos se utiliza la plegaria eucarística número II y es la que seguiremos para ver el contenido que nos trasmite:

.

  • El sacerdote presta todo su ser a  Cristo en el momento de la consagración.  Cristo, el único sacerdote actúa a través de la persona humana de su consagrado,  para consagrar y convertir el pan en Cuerpo de Dios, y el vino en Sangre de Dios.

  • .
  • Se hace la invocación al Espíritu Santo y después se hace la Consagración.

  • .
  • «Tomen y coman».  Estas palabras nos invitan a ser participes de la Eucaristía,  no a ser simples espectadores.

.

  • «Hagan esto en conmemoración mía».

.

Por ello la invitación a asistir y participar en la Misa de este ofrecimiento de Cristo por nuestros pecados.

.

  • «Este es el Sacramento de nuestra fe».

.

El resumen de nuestra fe es éste:

.

«Anunciamos tu muerte»,  porque realmente has muerto.

.

«Proclamamos tu resurrección», pues la muerte no puede contigo.  Tú eres Dios de vivos y no Dios  muertos y Dios de muertos.

.

«Ven, Señor Jesús» ,  esta es la respuesta del cristiano.

.

  • Se pide por toda la Iglesia,  por los difuntos,  por los muertos y por los que nadie se acuerda,  se pide la intercesión de María,  de los apóstoles,  de los santos.  Y se da la gran aclamación (doxología) final con estructura trinitaria.  Todo honor es para Dios, no podemos robarle nada de honor al Señor, y se termina con el Amén.

continuará….