NOVENA AL ESPÍRITU SANTO

13 mayo, 2018

SEGUNDO DÍA

.

Resultado de imagen para IMAGEN DEL ESPIRITU SANTO

.

ORACIÓN INICIAL

.

Espíritu santificador, que imprimes en nosotros la verdad de tu existencia

y en cuya esencia salvífica vivimos, Tú eres el anhelo del alma y en TÍ,

fuente de amor, nuestra fe se fortalece bajo el fuego  invencible de tu amor salvífico.

.

Haz, ¡oh Dios sapientísimo!, que en tu vivir seamos proclamadores de tu Luz.

Vivifícanos,  ¡oh eterno Hacedor!, en tu amor.

.

Tú, que eres el amor de los Dos, santíficanos con tu verdad, para que permanezcamos

fieles al llamado que nos haces a la perfecta perfección.

.

Tú, que eres, ¡oh Llama de vivo amor!, el que inquietas el alma pastoreándola,

para que acepte ser siempre vivo reflejo del Padre e imitador del 

Hijo del Eterno.

.

¡Oh sapiencia divina!, gozo perenne  del que en Tí  confía, concédenos tus 

siete dones, para que crezcamos en amor y santidad.

.

Tú, que habitas en lo más profundo del ser, transfiguranos, para que 

seamos templos vivos, viviendo en gracia y santidad, siendo proclamadores
del fuego sempiterno, que vivo está en todo ser.

.

Nos consagramos a Tí   ¡oh Fuego sacrosanto!,  para que, encendidos en

tu calor, seamos fermentos excelsos de tu gloria.

.

Llévanos,  ¡oh dulcísimo Aposentador!, a la unidad perfecta de amor con el 

Padre y guíanos hacia su Hijo, que es camino y vida.

.

¡Oh Luz de amor!, nos consagramos a Tí, para que, así unificados contigo,

seamos alabanzas de amor.

.

SEGUNDO DÍA

.

Oh¡ presencia real, dulcísimo Aposentador!,

séme benigno, para que en todos los acontecimientos

de mi vida Tú seas el artista que modele mi aolma.

.

Concédeme,  ¡oh Espíritu de amor!, la paciencia en el padecer,

para que mi anhelo sea vivir siendo una cruz viva,

para que sea un alma de abandono pleno a la voluntad de Dios verdadero.

.

Ilumíname, ¡oh Luz divina!, para que en tu luz mi alma se abra a tu deseo.

Tú eres vida eterna y sólo en Ti el alma crecerá en la virtud.

Por eso,  ¡oh sapientísimo Amor!, te amamos.

Recibe nuestras súplicas, para que en Tí solamente queramos vivir.

.

¡Espíritu divino, amor de los Dos!,  aumenta en nosotros la fe y la esperanza

y vivifica nuestra caridad, para que seamos alabanzas del Dios Altísimo.

.

TRES PADRES NUESTROS, SUCESIVAMENTE CON EL.

  1. Gloria a Tí, ¡oh Santo Espíritu, que nos renueva para ser salvados.
  2. Gloria al Fuego que nos llena de su divino amor, para que en El crezcamos en verdad y santidad
  3. Gloria por siempre al Espíritu Increado que sostiene a toda alma, para que viva en amor y fidelidad al  Padre y a su amado Hijo.

 

ORACIÓN FINAL

.

¡Oh  Dios eterno, vivo Fuego que repartes benigno al hombre tus salvíficos dones!,

¡¡escúchanos benigno.

.

¡Oh Santo Espíritu!,  ante Tí el alma se postra, suplicando tu amor.

.

Enciendenos, ¡oh Verdad infinita!, en tu inextinguible amor.

.

Envíanos, ¡Dios amoroso!, tu luz, que es vida.

.

La Iglesia unida te canta un canto de amor,

saludando al que es amor de los Dos.

.

Tú eres, ¡oh Llama viva!, fuerza irresistible al pecador.

.

Llévanos,  ¡oh Espíritu de amor!, hacia el Padre que es perdón,

y realiza tu misión salvífica con las almas que el Padre te dió.

.

Da a nuestra existencia el gozo de tu gozo.

.

Haz que sigamos con fidelidad al Hijo de Dios,

que nos dejó como grata herencia tu fuego abrazador.

.

Te amamos,  ¡oh Fuego embelesador! Te consagramos  todo lo que somos,

pues queremos vivir en el que es fuego sempiterno,

alma de los DOS.  Amén.

.

 

FUENTE: Novena al Espíritu Santo: Seminario de los aliados  Carmelitas descalzos de la Santísima  Trinidad

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *