33 Días camino hacia Belén: Sal de Tú Cielo (Día 15) “P. Guillermo Serra, L.C.)

6 diciembre, 2016

Sal de Tú Cielo : Día 15,

Martes 6 de Diciembre 2016

.

Aquí estoy, mírame

.

 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

.

Breve silencio para ponerse en presencia de Dios,

rogando a María Santísima sea nuestra compañera

y guía en este camino hacia el encuentro con su Hijo Jesucristo.

.

ORACIÓN CAMINO A BELÉN

.

Querido niño Jesús:

Te quiero hacer presente aquí, en este rato de oración.

Muchas veces pienso en ti, me acuerdo de ti, pero no te pienso.

Pensarte es quererte y quererte es buscarte.

Sí, quiero buscarte, caminar hacia ti,

pero sabiendo que Tú me buscas siempre primero.

Quiero recorrer este camino de la mano de María, tu madre,

sostenido por  el auxilio del Espíritu Santo,

para que tu Amor se revele en plenitud dentro de mi corazón en esta Navidad.

.

CITA

.

Ser vistos por Cristo es ser acogidos en nuestra humanidad frágil

y caída para que en sus ojos veamos el cielo que nos tiene prometido

y nos animemos a caminar en su presencia.

(Sal de tu Cielo. Cap. 2.3)

.

REFLEXIÓN

Dios me mira y me conoce, me mira y me ama.

A Él no necesito acudir con pretensiones,

cubriendo apariencias o disfrazando mis defectos.

Su mirada penetra hasta lo más profundo de mi corazón

y de mi pensamiento.

Con una mirada recoge toda mi persona

y me ama así, de un solo golpe.

Soy visto por Dios con amor eterno.

Él me creó tal como soy

y me consideró infinitamente valioso

como para que su Hijo muriera por mi salvación.

.

 

 

Ahora, con humildad,

reconociendo mi pequeñez

y la necesidad que tengo de ti querido niño Jesús,

me presento delante de ti.

Te pido que me permitas dejarme amar por esa mirada tuya,

de ojos inocentes;

que cuando mis ojos y los tuyos se encuentren,

se abra un camino directo para que yo vaya a tu corazón

y Tú llegues al mío.

Al contemplarte quisiera aprender a imitarte,

ver como Tú ves, sentir como Tú sientes, amar como Tú amas.

.

 

En tu mirada encuentro la alegría de saberme amado,

la paz de saberme perdonado

y la esperanza de la promesa del cielo.

Necesito mucho de ese amor

para mantenerme en el camino del amor que Tú quieres que recorra.

No permitas jamás que me oculte a tus ojos,

que me pierda por caminos donde ellos no me encuentren

o pensar que en mis debilidades y caídas Tú retirarás la vista.

Tus ojos son mi sostén.

.

 

ORACIÓN

.

 

ESOS TUS OJOS

.

Dichosos los que han visto

a Dios envuelto en pañales

Milagro realizado en Belén

dando fin a todas las señales

.

Carne mía y vida mía

Niño de las promesas

Mi alma salta de alegría

Dios conmigo para siempre

.

Entro temblando en tu humilde casa

Ojos fijos en tu mirada

Dos gotas de cielo anticipado

Ternura de lo alto derramada

.

Esos tus ojos,

Me limpian la mirada

Me regalan esperanzas

Me acallan mis temores

Me hablan de cariño

Me cantan melodías

Me donan paz

.

Esos tus ojos,

Reirán ante tu dulce Madre

Se elevarán al Padre cada noche

Soñarán con tus discípulos

Sanarán enfermos y pecadores

Se entristecerán ante la muerte

.

Esos tus ojos,

Resucitarán para darnos esperanza de vivir

para verlos nuevamente

fijos en el corazón del Padre

en el gozo del Espíritu de Amor

.

Esos tus ojos, Jesús mío

Quiero por siempre contemplarlos

aquí en esta tierra de dolor

porque así me sentiré seguro

.

Esos tus ojos que son,

Testigos de mi destino

Presencia de un amigo

Fuerza en el camino

.

Amor, así escondido

De un Dios que ha nacido

parar llorar conmigo

y recordarme mi destino

.

El cielo bendito

que hecho Niño se me abre

en esos ojos tuyos, Jesús mío

.

Del libro Jesús a mi Alma. P. Guillermo Serra, L.C.

.

PROPÓSITO

En oración, me pondré delante de Jesús tal cual soy,

desnudando mi alma en su presencia y me dejaré contemplar por Él, sabiendo que me ama y me perdona.

.

 

 

Autor: Padre Guillermo Serra, L.C.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *