Retiro espiritual para Navidad (1)

3 diciembre, 2015

 

Como prepararnos para Navidad

.

PRIMERA MEDITACIÓN.

.

Este  retiro tiene por objeto darnos consejos para que nos dispongamos a recibir a Jesús que ha de nacer, el próximo día de Navidad, en nuestros corazones.

.

Jesús nace siempre.  En la Sagrada Escritura se le  designa con este nombre: “El que nace – Oriens”.

Nace eternamente en el seno del Padre, porque la generación eterna no fue, sino que es y será siempre.  Podríamos pensar que el Padre en una sola ocasión engendró a su Verbo y ahí  terminó todo. No;  lo engendra sin cesar;  en estos instantes,  ahora,  mañana,  siempre.  Porque en realidad esa generación es en el instante único de la eternidad.

.

De tal manera que en cualquier momento es exacta la expresión de la Sagrada Escritura; “Tu es filius meus, ego hodie genui te”.  ” Tu eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy”.  Y ese HOY es el hoy de la eternidad.

.

Y así como eternamente nace el Verbo del seno del Padre, así está naciendo constantemente en

nuestros corazones;  y habiendo ya nacido, quiere volver a nacer.  ¿No es la vida espiritual como un trasunto de las operaciones íntimas de la Santísima Trinidad?

Pero también de una manera especial cada año , en la fiesta litúrgica de la Navidad,  Jesús quiere nacer ennuestros corazones.  Porque la Liturgia no es solamente una conmemoración de los misterios que nos varepresentando la Iglesia, sino una renovación mística de esos mismos misterios.  De manera que no sólorecordamos la noche de Belén,  sino que verdaderamente ese misterio ternísimo se repite en cada alma biendispuesta.

.

Debemos pensar, por consiguiente, que Jesús va a nacer en nuestras almas;  ha nacido ya, repito,  pero en esta noche bendita de una manera especial va a nacer en nosotros y es preciso que nos dispongamos para ese nacimiento.

 

 

Para decir lo que debemos hacer para prepararnos no tengo que hacer otra cosa, sino examinar lo que hizo el Padre Celestial para preparar el Nacimiento de su Hijo en la tierra.

.

Claro que hizo muchas cosas:  la sucesión de los Imperios, la serie de revelaciones y profecías, las figuras deCristo…todo eso fue la larga preparación.

.

Pero quiero considerar lo que hizo cuando Jesús estaba ya próximo a nacer; y lo que El hizo es lo que tenemosque hacer para que Jesús nazca en nuestros corazones.

.

Pues bien, para que Jesús naciera en la tierra, el Padre le preparó desde luego un pesebre .  Esto parece algo raro.

Si  nosotros  hubiéramos tenido que prepararle a Jesús un lugar para que naciera, lo hubiéramos hecho de unamanera  muy distinta, no sé qué palacio hubieramos ido a escoger;  el divino Padre buscó un pesebre, una gruta estrecha, sucia, mal oliente, que era morada de animales…

.

Porque es preciso que nos demos cuenta que el lugar donde nació Jesús, no es el Belén esterilizado que vemosen las estampas, con palomas y ángeles y todo muy bien dispuesto y muy artístico, no; ese lugar era el refugiopara las bestias, como lo dice el Evangelio;  un lugar demasiadamente prosaico.

.

Ahora bien, si el  Padre le preparó a su Hijo un pesebre, ¿por qué nosotros no se lo hemos  también de preparar?

Si tuviéramos que prepararle un palacio, diríamos: no  puedo;  pero cuando  vemos que lo que necesita es unpesebre… eso sí se lo podemos  muy bien ofrecer.  Eso sí lo tengo; sí, mi corazón es semejante al lugar dondenació Jesús: pobre, sucio, vacío,  desprovisto de todo…

 

Así nació Jesús hace veinte siglos, así quiere nacer SIEMPRE.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *