PARA CASOS EXTREMADAMENTE DIFÍCILES.

No se debe hablar cuando se está rezando.

Se comienza el día 25 de marzo y se termina

el  25  de  diciembre.

Se está caminando mientras se reza.

* Se reza la primera salve.

ORACIÓN:

Oh Virgen de la Encarnación,  mil veces te saludamos,

mil  parabienes te damos por el gusto que tuviste cuando

Dios  en  tí  encarnó,  pues  eres  tan  poderosa oh Virgen y

Madre de Dios, concédeme lo que te pido por amor de Dios,

por amor de Dios.

SE MEDITA Y SE PIDE LA PRIMERA GRACIA

* Se reza la segunda Salve

Se repite la Oración:  oh Virgen de la encarnación….

SE MEDITA Y SE PIDE LA SEGUNDA GRACIA

* Se reza la tercera salve

Se repite la Oración:  oh Virgen de la encarnación….

SE MEDITA Y SE PIDE LA TERCERA GRACIA

 

Oración Final.

Acuérdate, oh  piadosísima  Virgen  María  que  jamás se

ha oido decir que aquellos que han implorado tu auxilio

y pedido tu socorro hayan sido desamparados de Tí.  Yo,

animado  por  tal confianza,  acudo a Tí,  oh  Virgen de la

Encarnación,  a Tí vengo, a Tí me presento arrepentido

de mis pecados No desoigas mis súplicas, oh Madre mía;

por  el  Misterio  de  la  Encarnación  escúchalas y haz  lo

que te pido AMEN.

 

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar.

En el cielo,  en la tierra y en todo lugar.

Gracias, Señor,  por el bien que de Tí recibo cada día.

Gracias porque derramas en mi alma la dulzura de tu Misericordia.

Gracias porque me dejas sentir tu perdón por mis múltiples faltas.

Gracias por todas las alegrías que me ofreces.

Gracias por las penas que me envías.

Gracias también, Señor,  porque conservas en mi alma la Fe, la Esperanza y la Caridad.


VIRGEN DE LA ENCARNACIÓN

¡RUEGA POR NOSOTROS!


-Con Licencia Eclesiástica-


A N T I F O N A

Recurrimos   a   tu   asistencia   ¡Oh   Santa   Madre   de   Dios!

No   desprecies   las   súplicas  que  te  dirigimos   en  nuestras

necesidades:   antes   bien  librarnos   de   todos   los   peligros.

¡Oh  Virgen  de  la  Encarnación  llena  de  gloria  y bendición!

Ruega  por  nosotros  Santa  Madre  de Dios para  que  seamos

dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

AMÉN.

Se reza un Ave María por la persona propagadora de esta caminata.