La Devoción al Inmaculado Corazón de María

30 julio, 2010
.

“DIOS QUIERE ESTABLECER EN EL MUNDO

.

LA DEVOCIÓN A MI CORAZÓN INMACULADO

.

(La Virgen a Lucía)


.

“A lo largo de las páginas que preceden, hemos tenido que hablar muchas veces del Corazón Inmaculado de María en Fátima.  Y no podía ser de otra manera,  ya que este tema forma el centro y el alma del Mensaje que la Virgen de Fátima vino a traer al mundo.  Pero   es tal la importancia de este tema para la comprensión del Mensaje,  que no podemos terminar esta obra sin referirnos a ello de un modo más extenso y sobre todo más explicito.

.

Las primeras alusiones al Corazón de María se encuentran ya en las tres apariciones del Ángel .   En la primera el Ángel les da a conocer el misterio de la perpetua intercesión de los  Sagrados Corazones sobre ellos.  En la segunda finalmente,  el Ángel les da una lección práctica de catequesis,  prostrtándose  en tierra,  y repitiendo por tres veces esta maravillosa oración:

.

“Santísima Trinidad,  Padre,  Hijo,  Espíritu Santo!

Os adoro profundamente y os ofrezco el preciosismo

Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo,

presente en todos los sagrarios de la tierra,

en reparación de los ultrajes,  sacrilegios e indiferencias

con que Él mismo es ofendido.

y por los méritos infinitos de su Santísimo Corazón,

y del Corazón Inmaculado de María,

os pido la conversión de los pobres pecadores.

.

Era ya, en germen,  toda la esencia del Mensaje de Fátima.  En la primera Aparición, no parece que la Virgen manifestara verbalmente su Corazón;  tampoco aparece probable una manifestación simbólica explícita;  pero sí que hay que afirmar con toda certeza que laVirgen,  de tal manera,  les hizo comprender que los pecados de los hombres le herían también a Ella,  en lo más íntimo de su ser inmaculado,  que los pastorcitos intuyeron que debían dirigir la reparación,  no sólo a Nuestro Señor,  sino también a Nuestra Señora.  Es en la aparición de Junio en donde finalmente la Virgen  de Fátima manifiesta abiertamente su Corazón;  descubre los designios de Dios sobre el establecimiento de ésta devoción;  y confía a Lucía la misión de apóstol,  heraldo y evangelista de ella.  El texto más significativo es el que Lucía escribió en Diciembre de 1927, así:

.

Lo que a este respecto (es decir sobre la Devoción al Corazón de María) fué confiado en 1917,  es lo siguiente:  ella (Lucía) pidió que los llevara al cielo.  La Santísima Virgen respondió:  sí;  a Jacinta y a Francisco los llevo muy pronto;  pero tú quedas aquí algún tiempo más.  Jesús quiere servirse de tí para darme a conocer y amar.

.

“Él (Jesús)  quiere establecer en el mundo la devoción a mí Corazón Inmaculado.  A quien la abrazare,  prometo la salvación,  y serán amadas de Dios esas almas como flores puestas  por Mí para adornar su trono.

.

_ ¿Quedo  aquí sólita?  -dije con tristeza.  _ No hija.  Yo nunca te dejaré;  Mi Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios”.

.

En la aparición de Julio,  la Devoción al Corazón Inmaculado de María aparece ya en funciones salvadoras.  Así, después de haber mostrado a los niños la terrible visión del infierno;  y,  en él,  a las almas condenadas,  les dice:

.

“Visteis el infierno a dónde van las almas de los pobres pecadores.  Para salvarlos,  Dios quiere establecer en el mundo la Devoción a Mí Corazón Inmaculado…

.

Para impedirla (la guerra) vendré a pedir la consagración de Rusia a Mí Corazón Inmaculado,  y la comunión reparadora en los primeros sábados”.

.


En estas palabras,  la Virgen prometía a los pastorcitos venir  un día a hacer dos peticiones.

.

 ¿Cuándo?  _ La primera la cumple La Virgen el día   10  de diciembre  de 1925,  poco después de haber  llegado Lucía para cumplir su tiempo de postulantado, a la Casa que las Religiosas de Santa Dorotea tenían en Pontevedra,  en la travesía de Isabel  II.  Cuando escribimos estas lineas,se están realizando reformas en esa  Casa,  para convertirla en un lugar digno de los acontecimientos que allí  sucedieron.  

Ella vendrá a ser un día el centro de irradiación de una devoción al Corazón de María,  de adoración,  de reparación y de gloria  del Señor.   El texto que recoge el cumplimiento de la primera persona  de la Virgen en Junio de 1917,  es el siguiente:

.

“Día 10/12/1925.  Se le apareció la Santísima Virgen;  y, a su lado,  suspendido en una nube luminosa,  un niño.   La Virgen apoyaba una de sus manos en el hombre de ella,  al mismo tiempo que,  mostraba un Corazón cercado de espinas,  que tenía en la otra mano.  Al mismo tiempo dijo el niño;  ten compasión del Corazón de tu Madre Santísima,  que está cubierto de espinas que continuamente le clavan los hombres ingratos;  sin tener quién  haga un acto de reparación para arrancárselas .

.

Inmediatamente,  dijo la Virgen Santísima:  Mira,  hija mía,  Mi Corazón,  cercado de espinas que continuamente le clavan los hombres  ingratos,  con blasfemias  e ingratitudes.  Tú,  al menos,  procura consolarme.  Y  dí que todos aquellos que,  durante, cinco meses,  en el primer Sábado,   Se confesaren,   Recibieren la Comunión,   Rezaren el Santo Rosario  y Me  hicieran quince minutos de compañía,  meditando en los quince misterios del rosario,  con la intención de desagraviarme,

.

YO  PROMETO   ASISTIR EN LA  HORA DE LA MUERTE  CON TODAS LAS GRACIAS NECESARIAS PARA SU    SALVACIÓN.”

.

La segunda promesa de venir a la tierra a pedir la consagración de  Rusia,  la cumplía la Virgen a principios  de  Junio  del  año  de  1929,  apareciéndose   a  Lucía en la capilla de las  Doroteas  de  Tuy .  Después  de  una  visión  maravillosa  de  realidades  que  Lucía  no  puede  explicar,  oye  decir  a  la Virgen:

.

“Ha  llegado  el  momento  en  que  Dios  pide  que  el  Papa,  en  unión  con  todos los  obispos  del  mundo,  haga  la  consagración  de  Rusia  a mí   Corazón Inmaculado;  prometiendo  salvarla  por  este  medio”.

.
.

Desde  entonces;  desde aquel primer momento  en  que ,  a  impulsos  de  la gracia  que  les  envolvía  como  luz  intensa  que  procedía  del  pecho  de  la Virgen,  comprendieron  los  pastorcitos   que  Ella era herida en su Corazón Inmaculado  por  los  pecados  de  los  hombres,  toda  su   vida   se  convirtió en  una  espiritualidad  riquísima.   Esta  alcanza   en  Francisco    y   Jacinta los  más  altos  grados  de  la  unión  con  Dios.   Esa    misma     espiritualidad ha  hecho  de  Lucía  la  gran  Apóstol  y evangelista del Corazón Inmaculado de  María,  cuyo  nombre  ha  adoptado  definitivamente.

.

En  efecto;   la vida  espiritual  de  Francisco   adopta   los  caracteres  de  su espíritu  dulce  y  compasivo:   “Estoy  pensando  en  Dios  que  está  tan triste por  causa  de  tantos  pecados!   ¡Si  yo  pudiera  darle  alegría!  Cuando oye de  Jacinta  y  Lucía  que  la  Virgen le pide rezar muchos rosarios, exclama:

¡”Oh  mi  amada  Señora,  rosarios  rezo  cuantos  quisiéreis!”   Francisco  no parece  comprender  a  primera  vista  el  sentido  simbólico  de  las   expresiones de los      “Sagrados   Corazones”;  por  eso  pregunta:

.

Que  quiere  decir:

 “los  Corazones  de  Jesús  y  de  María  están  atentos  a la  voz  de  nuestras  súplicas?”

.

¿Para  qué  estaba  Nuestra  Señora  con  un Corazón  en  la mano, difundiendo  por  el  mundo  esa  luz  tan  grande  que  es  Dios?

.

Sin  embargo,  la  verdadera  razón  de  estas  preguntas  hay  que  buscarla en  que  Francisco  tenía una  percepción  directa  e  intuitiva  de  aquellas realidades  y  no  necesitaba  de  la  mediación  simbólica.   Francisco     fue

favorecido  con  una  visión  más  interior  y  espiritualizada de las visiones, cómo dice  Lucía  de  la  visión  de  Junio  de  1917:

.

”  Me   parece   que,   en   este   día,   este   reflejo   tuvo   por   fin   principal el infundirnos   un   conocimiento   y   amor   especial   para   con  el Corazón Inmaculado  de   María”.

.

Pero  el  “tipo”  de  alma  cordimariana,  será  siempre  la  pequeña Jacinta.   El  Corazón  de  María  fué  –  Cómo  dice  Lucía –  “a  donde  fue beber  Jacinta  tanto  amor  a  Jesús,  al  sufrimiento  y  a los  pecadores por  cuya  salvación tanto  se  sacrificó”.

.

Porque  en  Jacinta  la  Devoción  al  Corazón  de  María  tomó  siempre un  carácter  reparador.  Ella  gustaba  mucho  de  la  que  podemos     –llamar  por  excelencia   “Jaculatoria  de  la  reparación”:

.

“Oh  Jesús,   es   por  vuestro   amor,

por   la   conversión   de   los   pecadores,

y   en   reparación   de   los   pecados  cometidos

contra   el   Inmaculado   Corazón  de   María”.

.

El  reflejo  misterioso  que  se  les  comunica  en  Junio de 1917, según  nos  dice  Lucía,  tenía  como  efecto,  infundir  un amor más  ardiente  al Corazón  Inmaculado de  María.   Pues  bien:


 

Archivo:Virgen de Fátima.JPG
.

“Desde ese día, sentimos en el corazón un amor más ardiente por el Corazón Inmaculado de María.  Jacinta me decía algunas veces:

aquella Señora dijo que su Corazón Inmaculado será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios.  

¿Gustas mucho de ello?  

 ¡Yo gusto tanto de su Corazón!  ¡Es tan bueno!”

.

Yo  no me cansaría nunca de decir – añadía Jacinta –

¡Oh dulce Corazón de María,  sed  la salvación mía!  

Jacínta lo hacía todo, sobre todo soportaba los terribles sufrimientos de suenfermedad:

“por amor de Nuestro Señor y del  Corazón  Inmaculado de  María, nuestra   Madrecita  del   Cielo “.   Para   Jacinta   era   un  verdadero tormento  no  poder  comulgar:    “en  reparación   de   los   pecados cometidos contra  el  Inmaculado  Corazón  de  María”.

.

Finalmente,  la   recomendación   que,   poco  antes  de  morir,  hace a  Lucía,   es  impresionante:

Jacinta-marto-fatima-portugal-1917.jpg


“poco  tiempo  antes  de  ir  al  Hospital,   me   decía:  

“ya  me  falta  poco para ir  al  cielo;   tu  te  quedarás  aquí  sola   para  decir  que  Dios  quiere establecer  en  el  mundo  La  Devoción  al  Inmaculado  Corazón de  María.

.

Cuando  tengas  que  decir  eso,  no  te  escondas;  dí  a  todo  el  mundo   que Dios  nos  concede  las  gracias  por  medio  del    Corazón   Inmaculado       de María;   que  se  las  pidan  a  Ella;   que  el  Corazón  de  Jesús  quiere   que,  a su  lado,  se  venere   el   Corazón  Inmaculado  de  María,   Que  pidan  la  paz al  Inmaculado  Corazón  de  María,  Porque  Dios  se  la  ha  entregado a Ella.

.

¡Oh  si  yo  pudiese  meter  dentro  del  corazón  de  todo  el  mundo  la  luz que tengo aquí  dentro  en  el  pecho  a  quemarme  y  hacerme  gustar  tanto  del Corazón  de  Jesús  y  del   Corazón  de  María”.

.
Opus Dei -

Fuente:  Las Memorias de Lucía

Tags: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *